En el infinito

Fuentes brotantes

Llevo mas de un mes en un sitio muy especial de esta ciudad, es un alto cerro desde el cual se puede ver una gran sección de la ciudad y a pesar que me encuentro a la mitad de esta ciudad me encuentro lejos del internet y de la mayoría de cosas que la gente de hoy llamamos civilización, sobra decir lo tranquilizador que es vivir así lejos del mundo virtual y del real en medio de la ciudad mas poblada es abrumadoramente bello imaginar todas las posibilidades que se suceden entre esa infinidad de luces, desde ahí se ven luces de edificios enormes y luces de enormes zonas muy ricas y muy pobres, desde allá arriba todo luce igual de pequeño y efímero en una vida cuya única certeza es su fin.

Las luces se cuentan por millones y todo pareciera ser un océano que ha engullido todas las estrellas del cielo que por el reflejo de la ciudad se ve limpio de luces, mas allá de las luces de aviones que van y vienen, es como si una noche mar se viera invertida, el suelo lleno de estrellas marrón alimentadas de cables electrificados y un cielo oscuro y en calma solo aparente.

Todas las posibilidades caben en el océano de la noche y de esta ciudad.

Anuncios

Cartas al espejo de mi alma

Yo no tengo la certeza de que tu, espejito querido veas esto, pero guardo la esperanza de que leas estas cartas que te escribo como si estuviera al frente de mi espejo, en ellas pretendo contarte aquello que se quedó en mi lengua detrás de una muralla de miedos, quiero darte un poco de lo que veo en ti, de mis caídas, de tantas cosas que quisiera contarte sentado a tu lado al pie de algún árbol.

Quisiera comenzar con mis razones y es que tal vez ni yo mismo las tengo claras, pero veo en ti la imagen mas parecida a esa mujer que habita dentro de mi, esa parte de la que me he enamorado tantas veces buscándola en otros rostros, eres un reflejo de esa mujer ideal que se que solo vive en mi psique pero que veo reflejada en tus pequeños ojos y tu figura delgada y grácil, esa parte de mi que me dice “soy tu alma y te amo y te odio por que te amo mas, soy lo bueno y lo malo que hay en ti, estoy dentro de ti y a la vez te contengo como un vaso” tu eres hermosa por dentro y por fuera, mi alma lo es y la tuya también, esa que dentro de ti tiene voz de hombre; proyección de mi anima le llamaría algún “doctor” de la mente, psicólogos les dicen algunos; que si el amor es fenómeno químico, que si eres solo una idealización de mis componentes femeninos, eso me importa un carajo por que lo que siento es así y ya y de eso la mente no tiene mas que confirmarlo y ser cómplice de este hermoso engaño que es amar, amar de esta manera tonta, infantil, inocente pero ya no ignorante, claro que te idealizo, como no hacerlo cuando tus ojos y tu voz brillan de esa manera, con tanta profundidad tras su hermosa delgadez, pero no voy para esos asuntos, solo salió al pensar en ti. La razón de estas cartas abiertas es la de decirte desde el plano mas objetivo el por qué veo en ti algo mas hermoso que tu pequeña y grácil figura, quiero hablar de algo mas profundo que el amor de telenovela que absurdamente te albergo, quiero hablar de lo loca que es la vida que me llevo lleno de tristeza a aquel puesto de tacos, un puesto de tacos, hazme el cochino favor, mas hermoso lugar no pudo haber sido para conocerte, a ti que me abrirías el camino al día, a no sentirme mal o solo con mis confusiones, con mi pérdida, con la vida, suena fuerte pero sabes de lo que hablo y nadie mas lo sabe tan en la práctica como tu de aquellos que conozco y eso ya fue una liberación para mi, nada de eso sabía ese día, pero lo supe después y te quise con el alma, el alma dolorida que compartimos y pensé que era triste que alguien como tu supiera de esos dolores, me habría gustado absorberlo por ti, yo que ya llevo mas años; te vi emocionada, te vi amorosa, con la vida y los seres, en busca de ver lo bonito, te vi como una tortuguita con tu cello a cuestas, te vi con esa mirada que dices que dicen que es de loca, yo creo que si pero de loca por saber de alegría y de llanto a la vez, entonces supe que aquello que no entendían de mi, tenia una razón, que era algo “normal” dentro de lo anormal y un poco cruel de parte de la vida que es ser sensibles por naturaleza y encima cargar con esa experiencia y esa conciencia de la vida y la muerte, eso para mi fue la liberación mas grande que he tenido en mi vida y desde entonces algo te amó de la forma en que se ama la existencia del agua o de las plantas que nos dan que respirar, pues a ti te debo una libertad después de casi diecisiete años, abriste una grieta por donde la luz entró y que se abría mas cada que me contabas algo de tu interior, mostrándome que era normal sentirme en un remolino sin razón aparente de vez en vez y a eso se sumó la forma de mostrar tu cariño, la mas linda que he conocido, llenaste de alegrías inexplicables mis días y mis noches, solo de escucharte y de leerte, salvaste mi alma de seguir extraviada, solo mostrándole un reflejo de lo bueno y lo malo que hay en ella, por eso veo en ti su reflejo y por eso te quiero de esta forma inmortal como nuestras almas y las de nuestras madres que nos acompañan en ese lugar inexplicable dentro de nosotros, ese quererte es indiferente de todo lo que pueda haber encima, es la base de mi verte bella y fuerte, tan fuerte como para sonreír y emocionarte de la forma en que lo haces, por eso te respeto, te admiro y te quiero feliz, así como lo quiero y lo intento por mi propia alma que sufre, para hacerlo me muestras el camino y por eso te doy las gracias, por resistir y existir, como diría algún punk, eres tan valiente de ir por ahí con tus miedos, tristezas y corajes, quizás es lo que me falta ver en mi, verlo en ti me hizo pensarlo por primera vez por eso en estas cartas te hablo a ti como le hablo a mi alma, al menos en lo que considere que pueda ser visto por otros.

Esto son solo burdas razones de por que te admiro y respeto por salir adelante ante todo, a pesar tuyo incluso, eres grande, eres fuerte, eres sabia, eres valiente y por si fuera poco tienes un corazón enorme, te veo inteligente, tranquila, serena ante situaciones que harían a muchos temblar, incluso muchos que llevan mas años en esta vida, los he visto, débiles del espíritu, quejándose de niñerías mientras tú sufres por dentro y por fuera, eres una mujer admirable, quizás mas que aquella que vive en mi, quizás tu no lo veas, pero yo desde mi pozo de los dolores del corazón te veo en los del cuerpo además y se lo fuerte que eres por que lo veo, lo veo en tu forma de ser firme y de mostrar corazón a la vez, todo esto te lo digo a ti y solo a ti, ni siquiera a mi alma un poco mas quejosa e infantil.

Así que en estas cartas está un poco de lo que nos quiero decir a ambos, esta un poco de lo que quiero que nos haga mas fuertes y felices, también un poco de aquello que quisiera que cambiara y un mucho de lo que veo de ti que no veo en nadie mas, un mucho de lo que me hace sentir un enorme respeto de lo que eres y de lo que creo que serás si dejas que esa alegría tan peculiar invada el concreto y el acero de esta ciudad no se si las leas y ni siquiera espero saberlo, pues si no lo lees lo leeré yo y quizás alguien mas a quien le pueda ayudar pero si las lees en estas cartas verás el campo idílico en el que quiero que nos sentemos a descansar de los dolores, en este blog ya no hablaré de tristezas mas que de las que condenan al ser humano a ser sabio, serán flores de aromas fuertes pero hermosas y lo demás será el lugar donde quiero que nos podamos sentir seguros, en este lugar casi todo llevará tu nombre escrito por detrás, por que nos merecemos un mundo hermoso, por que aunque las idealizaciones caigan y el alma cambie de forma aparente te llevo dentro como algo sagrado, por que el dolor de perder a una madre es sagrado y lo demás es lo de menos.

Instantes de tiempo

Un instante de tiempo colapsado, veo tantos años pasados para bien o para mal, en quietud, enorme quietud, invividos, pero presentes en esta cama que me absorbe a pasados con discman, pasados donde aún me buscaba un lugar en la vida que ya tenía, no quiero continuar en esa sombra, no volverán tantos años en la pregunta eterna, en el plan por hacerse, no volverán los años en que podía hacer algo por todas esas chicas que me guiñaban el ojo y que al final se quedaron esperándome con otro en brazos, no volverán sus gemidos guardados bajo sus prendas aguardando a mis embates, no volverán tardes de correr bajo la lluvia y lamento tanto pensar, tanto dejar ir aquellas sonrisas llenas de encanto.

Tiempo colapsado de tardes de poesía que no existieron mas que en la soledad de mi cuarto, de bandas que se quedaron como esperma en un condón, años de tantas decisiones esperando por mi, aquí veo todos esos años de música que no me animé a hacer, de fotos que no tomé, de tantas cosas que podría haberle dado a mi ciudad con sus torrenciales lluvias que embellecían todo lo verde, aquí en esta cama enmedio de 22 millones de almas veo agolparse todo lo que no viví, lo que nos negué a mi y al mundo y lo lamento, lamento tenerle miedo a vivir y dejar que los años se juntaran en un larguísimo mañana, hoy aquí en esta cama se concentran todos esos recuerdos no vividos, esas tardes de borrachera y sexo que me evite y quisiera tener todo eso aquí, en mis manos, en las manos de lo hecho, tantos nombres de chicas, de amigos, de bandas, de canciones, de libros, de tantas cosas que están lejos ahora a mas de 500 kilometros y sobre todo lejos del presente, lejos del pasado o del futuro, solo cerca de mi memoria de lo que pudo ser, todo eso se reúne en esta cama hoy y toma la forma del aire invadido por notas que me lo advirtieron y no quise escuchar, tan frustrado como un japonés pero sin sus habilidades, todo se agolpa ahora en esta cama abandonada, lo veo y lo conjuro a desaparecer en el no-tiempo que ya habita, le digo a los fantasmas que se vayan ante la verdad de una vida incierta, la que me aguarda en la proximidad del tiempo, que dejen de pesar los días no vividos de mi existencia que se cuentan quizás por miles.

Les daré vida en letras, en bits, para que podamos así descansar y vivir en paz.

 

 

Retrospectiva de mi amarte y no entenderte

De pronto nada había de ti o casi nada, solo el certero rastro de tu no querer estar, que yo disfrazaba cada día con historias, pretextos, chaquetas mentales, sabía que sufrias y jamás he sufrido tanto por saber algo así, jamas había sentido tal desesperacion de saber del dolor de alguien, solo sabía que sufrias, que te dolia, pero que no querias nada de mi, que nada de mi te servía en esos momentos y no entendía por qué, me lo preguntaba y se lo preguntaba a los letreros de las calles, a los postes, a los teléfonos públicos, tan solo saber como estabas, se de tu casa pero lo que sentía era tu no querer estar, mi mente y mis sentimientos viajaban de arriba a abajo, buscando el porqué, el como o el cuando, sufría por tu dolor, sufría por tu rechazo, sufría por el no saber, por saberme no importante, no entendía nada y no lo hago ahora que apareces otra vez solo para decir hola, mis sentimientos y mi mente colapsarían si no lo hubiesen hecho ya, victímas de esta locura de vida que es la mia, pero sobre todo se que como sea te quiero, que solo espero que esa sonrisa se mantenga aunque no la pueda ver, aunque la sienta cruel, que fue bueno saber que podía sufrir por alguien de esa manera, a cambio de nada y sin rencor, todo cambio en unas pocas semanas, mi vida de pronto fue girada y en medio del remolino solo a quedado este pedazo de yo que puede teclear algo aún, tanto te necesite contar en ese momento, ahora solo son recuerdos de una ensoñación pesadillesca y absurda que se prolongo mas allá de los días, crisis, sucesos extraños, sueños, pesadillas, verdades de muchos años, tanto de mi vida que buscaba tu opinion y tanto que queria ser compartido, pero solo estaba tu no estar, el mas triste que he tenido, te quiero quizás con riesgo para mi, te temo y te huyo, te busco y te dejo, pero ahora las consecuencias de mi propia crisis se agolpan, me roban de toda atención y me dejan solo extrañando la seguridad y sobre todo la alegría que me dabas.

Ahora solo tengo tu hielo, justo cuando la noche dentro de mi es mas fria y obscura que nunca.

In a sentimental mood

 

 

En alguna ocasión le preguntaron a Duke Ellington (quizás uno de los artistas a quienes el jazz debe muchos de los mas hermosos estandares) sobre lo que sentia acerca de ser uno de los artistas mas reconocidos del mundo y sin embargo, por su color de piel no poder entrar como cliente a los restaurantes y hoteles mas lujosos donde a diario entretenia a un público exclusivamente blanco, el con esa naturalidad tan apreciable en su música, contesto: “bueno si, claro que me siento mal, lo que hago esos días es cumplir con mi trabajo, dar el mejor espectáculo y al terminar ir a casa sentarme frente al piano y tocar un blues” no puedo ni podría jamás ponerme en el lugar de alguien como el pero se que entiendo lo que habla cuando este trabajo esta lleno de todas esas incoherencias en una industria voraz y sin escrúpulos que luce como cualquier walt mart y sin embargo se esta aquí por que consuela la vida, eso lo sabe casi cualquier humano del pasado, presente o futuro, se hace esto por que alguien tiene que moverle el alma al mundo, alguien tiene que estar ahí para gente desanimada, en busca de algo de blues y alcohol, gente como yo, sin casa, sin dinero, sin amor, sin familia, sin tiempo en busca de momentaneos olvidos del lado obscuro de la eternidad.