Mes: junio 2017

“Amigos”

Llevo siete años con un clarinete, siete años en una aventura musical de la que tengo sentimientos encontrados, no reniego de la música, algo que amo profundamente, pero es interesante para mi ver el cambio entre aquel que soñaba y veia todo posible antes del paso de los años, ahora pienso en tantos proyectos que quedaron en el tintero, tantas veces que se me aconsejo tomar otra dirección, no me arrepiento de hacer música, me arrepiento de no escucharme antes, de confiar en personas para las que yo era un objeto, algo que servia para estar al frente, algo que obedecia los cambios de dirección sin quejarse, me arrepiento de pasar años tocando lo que no queria, por no tocar solo, me arrepiento de haber escuchado tantos comentarios llenos de la intencion de apachurrar mi espiritu, chantajes, engaños, burlas por la espalda, todo para matar el ego herido de un niño atrapado en su dolor, hay gente a la que le divierte el dolor de los otros cuando lo consideran menos importante, gente que se cree ruda por dejar un hijo, o un novio, o por “no tener sentimientos” gente que no sabe que la música es arte y no competencia.

 

A mas de siete años la música sigue siendo la única constante en mi vida, lo que llena mi estómago y mi corazón y la que los castiga tambien. Los amigos van y vienen en corrientes nunca predecibles, pero ella sigue aquí, a punto mientras le pague mis horas de ensayo.

Los por qués

“La música es una revelación mas alta que la filosofía” Bethoven

 

Así reza un busto dedicado al autor a las afueras del conservatorio de música de Guadalajara, mi ciudad natal, así reza mi vida desde hace varios años, la música me ha movido siempre, me ha revelado verdades para las que simplemente no he encontrado palabras, me ha sacado del abismo o me ha acompañado en el, me deja en campiñas o me lleva a las nubes, dentro de la turbulencia de mis pensamientos, la música me viene a traer calma, a veces canciones insidiosas que no dejan de molestar en mi interior o mi exterior, pero la mayoría del tiempo, notas que descifrar, formas por descubrir o redescubrir, entrar a este mundo en cuerpo y alma y descubrir que no hay nada tangible en el y sin embargo es tan real, no hay colores ni formas a la vista, no hay palabras o ideas (no por el hecho del sonido en sí y cuando las hay el encuentro es de dos mundos) no hay texturas pero lo están, de alguna manera, este arte tan efímero y tan perdurable, lejos, muy lejos de las limitaciones del lenguaje de la palabra, creo que todos necesitamos de esta forma de expresión para esos asuntos en que lo que se quiere decir escapa a las palabras, hay atardeceres que solo pueden ser descritos con una melodía.

In a sentimental mood

 

 

En alguna ocasión le preguntaron a Duke Ellington (quizás uno de los artistas a quienes el jazz debe muchos de los mas hermosos estandares) sobre lo que sentia acerca de ser uno de los artistas mas reconocidos del mundo y sin embargo, por su color de piel no poder entrar como cliente a los restaurantes y hoteles mas lujosos donde a diario entretenia a un público exclusivamente blanco, el con esa naturalidad tan apreciable en su música, contesto: “bueno si, claro que me siento mal, lo que hago esos días es cumplir con mi trabajo, dar el mejor espectáculo y al terminar ir a casa sentarme frente al piano y tocar un blues” no puedo ni podría jamás ponerme en el lugar de alguien como el pero se que entiendo lo que habla cuando este trabajo esta lleno de todas esas incoherencias en una industria voraz y sin escrúpulos que luce como cualquier walt mart y sin embargo se esta aquí por que consuela la vida, eso lo sabe casi cualquier humano del pasado, presente o futuro, se hace esto por que alguien tiene que moverle el alma al mundo, alguien tiene que estar ahí para gente desanimada, en busca de algo de blues y alcohol, gente como yo, sin casa, sin dinero, sin amor, sin familia, sin tiempo en busca de momentaneos olvidos del lado obscuro de la eternidad.

Quiero que brillen tus ojos, que vueles y llenes de tu ternura lo que te salga al paso, yo no se de mi, no puedo saberlo y no puedo evitar intentarlo, pero se de ti que quiero saberte feliz, que eres hermosa por ser tan extraña, por llevar algo de esa locura incurable que la gente temerosa de hoy trata de eliminar, quiero que seas feliz contigo a cualquier precio, que veas en ti todos esos detalles de hermosura que me llenaron por un instante de una dicha desconocida, que sepas que aliviaste el dolor de un muerto en vida y que no hagas caso de nada ni de nadie que te diga que debes corregir algo, como si en ti hubiera defecto, no hay humanos imperfectos todos lo somos en nuestra hermosa y sagrada imperfección, incluso yo, quiero creer y tu eres mas imperfectamente hermosa de lo que había imaginado, me hiciste reír a mi el que había olvidado como hacerlo, eres el rayo que penetró la noche insondable de mi alma; las incertidumbres sobre mi vida y sus rumbos me encarcelan aquí o allá, la certidumbre de mis anhelos de que seas feliz es la última cena pedida por este reo condenado a la silla, yo no se nada de mi, pero se que tu sonrisa, tus ojos, tus palabras y tus notas iluminan esta nocturna vastedad.

Quiero que mires aquello que te hace infinitamente feliz y te guardes ahí, quiero verte bajo la sombra de aquello que llena tu alma, tranquila, leyendo, tocando, dibujando que se yo, siendo una chica feliz y tranquila, emocionada de cosas lindas, como ver los bebes de los asiáticos, quiero que te emociones frente a las tiendas de instrumentos musicales, que rias en el supermercado, que juegues y te rias de las personas, que pienses que tu locura es la mas hermosa de las que adornan este mundo y vayas con ella a todas partes, llena de amor por las cosas y que no dejes que nadie te detenga en esa marcha a veces muy difícil de hacer lo correcto por tu felicidad, eres un enorme corazón tan grande como el instrumento que cargas como tortuguita, me gustaría que llenaras este mundo tan yermo con el, que dejaras algo de ti en las calles llenas de gente que cuenta cada moneda para comer, que regalaras algo de esa hermosura que es tu sonrisa entre los niños chamagosos y enterregados de alguna escuela olvidada, que la gente de corazón enorme conozca el tuyo, igual de enorme y sabio, igual de triste y feliz, deseo que el mundo conozca lo linda que eres para ver si así se nos pega un poquito de esa manera tuya de ser adorable sin dejar de ser terrible.

Intitulado

Te llevo, llevo tu mirada tras tu cello, llevo tus ojos levantados bajo tus lentes, tu voz delgada y emocionada, llevo tu camisa de cuadros roja, tu boina y tu gorra, sobre todo tu mirada tras tu cello, me saca de este mundo, toda tu me sacas y me llevas no tengo idea de a donde pero me gusta, te recuerdo y me revives un viejo dolor que no se cura y a la vez lo anestecias con la imagen de tus ojos tras tu cello y tus reacciones tan efusivas, todos los días hay algo que me deja justo frente a tu imagen, la imagen de la sensación de estar a tu lado, sin saber como reaccionarás, bien o mal, siempre es un riesgo, riesgo para mis emociones, para mis sueños y mis ideas.

Eres tan hermosa, hermosa en tu ser, hermosa en tu carita, hermosa en tu frialdad en tu eterno enojo y menosprecio, hermosa cuando gritas y cuando ries, sobre todo cuando gritas y cuando ries o cuando callas mientras tocas, en ese punto eres mucho mas que hermosa.

Hoy a dos meses de este borrador mi corazón solo ha podido hablar con un suspiro lleno de incertidumbre.