Los por qués

“La música es una revelación mas alta que la filosofía” Bethoven

 

Así reza un busto dedicado al autor a las afueras del conservatorio de música de Guadalajara, mi ciudad natal, así reza mi vida desde hace varios años, la música me ha movido siempre, me ha revelado verdades para las que simplemente no he encontrado palabras, me ha sacado del abismo o me ha acompañado en el, me deja en campiñas o me lleva a las nubes, dentro de la turbulencia de mis pensamientos, la música me viene a traer calma, a veces canciones insidiosas que no dejan de molestar en mi interior o mi exterior, pero la mayoría del tiempo, notas que descifrar, formas por descubrir o redescubrir, entrar a este mundo en cuerpo y alma y descubrir que no hay nada tangible en el y sin embargo es tan real, no hay colores ni formas a la vista, no hay palabras o ideas (no por el hecho del sonido en sí y cuando las hay el encuentro es de dos mundos) no hay texturas pero lo están, de alguna manera, este arte tan efímero y tan perdurable, lejos, muy lejos de las limitaciones del lenguaje de la palabra, creo que todos necesitamos de esta forma de expresión para esos asuntos en que lo que se quiere decir escapa a las palabras, hay atardeceres que solo pueden ser descritos con una melodía.

In a sentimental mood

 

 

En alguna ocasión le preguntaron a Duke Ellington (quizás uno de los artistas a quienes el jazz debe muchos de los mas hermosos estandares) sobre lo que sentia acerca de ser uno de los artistas mas reconocidos del mundo y sin embargo, por su color de piel no poder entrar como cliente a los restaurantes y hoteles mas lujosos donde a diario entretenia a un público exclusivamente blanco, el con esa naturalidad tan apreciable en su música, contesto: “bueno si, claro que me siento mal, lo que hago esos días es cumplir con mi trabajo, dar el mejor espectáculo y al terminar ir a casa sentarme frente al piano y tocar un blues” no puedo ni podría jamás ponerme en el lugar de alguien como el pero se que entiendo lo que habla cuando este trabajo esta lleno de todas esas incoherencias en una industria voraz y sin escrúpulos que luce como cualquier walt mart y sin embargo se esta aquí por que consuela la vida, eso lo sabe casi cualquier humano del pasado, presente o futuro, se hace esto por que alguien tiene que moverle el alma al mundo, alguien tiene que estar ahí para gente desanimada, en busca de algo de blues y alcohol, gente como yo, sin casa, sin dinero, sin amor, sin familia, sin tiempo en busca de momentaneos olvidos del lado obscuro de la eternidad.

Intitulado

Te llevo, llevo tu mirada tras tu cello, llevo tus ojos levantados bajo tus lentes, tu voz delgada y emocionada, llevo tu camisa de cuadros roja, tu boina y tu gorra, sobre todo tu mirada tras tu cello, me saca de este mundo, toda tu me sacas y me llevas no tengo idea de a donde pero me gusta, te recuerdo y me revives un viejo dolor que no se cura y a la vez lo anestecias con la imagen de tus ojos tras tu cello y tus reacciones tan efusivas, todos los días hay algo que me deja justo frente a tu imagen, la imagen de la sensación de estar a tu lado, sin saber como reaccionarás, bien o mal, siempre es un riesgo, riesgo para mis emociones, para mis sueños y mis ideas.

Eres tan hermosa, hermosa en tu ser, hermosa en tu carita, hermosa en tu frialdad en tu eterno enojo y menosprecio, hermosa cuando gritas y cuando ries, sobre todo cuando gritas y cuando ries o cuando callas mientras tocas, en ese punto eres mucho mas que hermosa.

Hoy a dos meses de este borrador mi corazón solo ha podido hablar con un suspiro lleno de incertidumbre.

El paso de los años

Los años se coleccionan en algún lugar de nuestra memoria, nos dan una idea de quienes somos por el recuento de lo que nos ha traído hasta el momento presente, negarnos a su paso es renegar de nosotros mismos y de la existencia que percibimos, aunque en el fondo los años solo sea el tiempo que tarda la tierra en darle una vuelta al sol, un invento nuestro de esos que terminaron por voltearnos la tortilla.

Así que de pronto estamos a la mitad del tiempo y el espacio infinitos, sin serlos propiamente, sino como actores y espectadores momentaneos de la vida.

Las opciones para interpretar un papel son infinitas, la visión tras la máscara es una, lejos de cualquier definición humana, lejos de cualquier sentimiento, o nombre, la visión que hay detrás de todo es lo que mira el paso de los años. Ahí donde las profesiones son iguales, donde el tener y no tener son lo mismo, donde no se puede huír del ser, donde nos preocupa el “¿Seré?” un lugar abierto a la noche.

El paso de los años parece definirnos o quizás solo define aquello en lo que centramos nuestra atención, formándonos una idea de lo que mostraremos a los demás, nuestras metas e ilusiones adquieren sentido con el paso de los años. ¿Será entonces que somos el mismo y no a la vez dependiendo el ángulo en que nos miremos?

 

¿Cómo es tu corazón?

Eso es lo que mas me gustaría saber, ¿Cómo camina por el mundo? ¿Qué es aquello que lo hace saltar o que lo apachurra? Creo que a veces puedo imaginarlo esperando bajo un aguacero, con tu pequeño paraguas, mirando confundido, como extraviado bajo esos lentes, con sus pequeños ojos mirando mas lejos que tanta gente, a veces lo puedo imaginar como una viejecita de andar muuy lento, algo malhumorada pero también bromista con quien le brinde una sonrisa, puedo imaginarlo como una pequeña niña muy vaga, siempre buscando y preguntando, de seguro algo enfadosa con los niños de tu clase, pegándolas chicles en el cabello y cosas por el estilo, aunque también lo imagino llorando en tu cama, por desilusiones, por extrañar, besos, abrazos, caricias, por desear cosas lejanas, por no entender o no ser entendido

Tu corazón creo que es un sitio enorme habitado de tantas cosas bellas y otras no tanto conviviendo en una especie de feria; con juegos muy divertidos, comida deliciosa, adorables empleados, una casa chueca y la mas graciosa casa de los espejos, pero también con lugares sin visitar, juegos sin inaugurar y atracciones que quisieras cerrar.

Solo es lo que creo, desde este corazón mayormente en reparación, hasta hace poco “cerrado por derribo” citando a Sabina; es lo que a veces me imagino cuando llegas a dispersar agua sobre la tierra seca del baldío, donde antes solían venir a tomar cerveza y escuchar a the cure.

Realmente me encantaría saber como es tu corazón ¿Luminoso y obscuro?